Mamás (todas)

Sepan que las queremos.
Cualquiera que sea su forma, su tamaño, su número de dedos.
Alienígenas, terrícolas, lunáticas, cansadas, regañonas o felices: las queremos.
Desde el Polo hasta Alfa Centauri.

Porque sabemos dónde está y cuál es el tamaño exacto de su corazón.